Una prueba de parentesco analiza los mismos trozos del ADN pero en distintas personas. Entre personas no relacionadas, el ADN analizado es muy diferente. Sin embargo, entre familiares biológicos, el ADN analizado es más similar que si la personas no estuvieran relacionadas. En definitiva, una prueba de parentesco te ayuda a determinar con total fiabilidad la existencia de una relación biológica entre dos o más individuos: Padre – Hijo/a * Madre – Hijo/a Padre – Madre - Hijo/a Abuelo/a – Madre- Nieto/a ** Hermano – Hermano Hermana – Hermana Gemelos Puedes obtener las muestras biológicas para hacer la prueba de parentesco de forma sencilla e indolora. (*) La muestra de la madre se puede aportar de forma opcional. (**) Las muestras obligatorias para la prueba de abuelidad son de: abuelos paternos + madre + nieto/a. Al finalizar el análisis, recibes un Informe completo de laboratorio que certifica los resultados de la prueba y tiene validez legal, siempre que se haya podido recoger la muestras garantizando la cadena de custodia.